Inicio / NACIONALES / La vida de un argentino en Hong Kong…

La vida de un argentino en Hong Kong…

Adrián Peto, un ciudadano argentino que reside por razones laborales en Hong Kong, en contacto con El Sureño, nos cuenta cómo se transita la pandemia y cómo ha cambiado su vida y la de su familia desde la aparición del coronavirus.

El licenciado Adrián Peto junto a su esposa Natalia y sus dos hijos.

HONG KONG (Por María José | El Sureño.)

Adrián Peto es ciudadano argentino y por motivos laborales vive hace un año en Hong Kong, que si bien es China, tiene una administración diferente. Anteriormente vivió en China Continental durante 4 años.

Su familia está compuesta por su esposa Natalia; tienen dos hijos: Nicolás de 4 años y Abigail de 2 años.

Adrián y su familia viajan a Argentina a visitar a sus familiares una vez al año, en el 2019 vinieron en diciembre a pasar las fiestas y justamente al regresar en China se estaba empezando a desarrollar fuertemente el tema del coronavirus, a mediados de enero. A los pocos días se empezó a escuchar en Hong Kong el tema del virus.

A pesar de las 11 horas de diferencia horaria que tenemos con la ciudad de Hong Kong, Adrián dialogó en forma virtual con El Sureño para darnos su punto de vista e informarnos cómo se actuó allí y cómo se vive hoy la situación: “Aquí el gobierno actuó muy rápido y como estamos en China, aunque Hong Kong tiene otras libertades, de prensa y de expresión, igualmente la influencia del gobierno chino es muy fuerte en este país. Se tomaron medidas muy rápidas.

Hay que hacer lo humanamente posible, ser precavidos, adherirnos a las medidas sanitarias que tome el gobierno en cada lugar.

A fines de enero fue año nuevo chino y por ejemplo las clases tendrían que haber comenzado los primeros días de febrero, no comenzaron, y al día de hoy casi finalizando marzo no han retomado aún. A fines de febrero se dijo que empezaríamos el 20 de abril, pero esta semana que pasó confirmaron que no será en abril y no hay fecha definida.

Así que en ese sentido las medidas fueron muy rápidas, no hubo nunca cuarentena obligatoria como la hay en Argentina hoy, pero sí el mes de febrero todos los que pudimos trabajamos desde el hogar, el gobierno así lo pidió y la gente respondió muy bien. Yo estuve todo un mes sin ir a la oficina. Ahora en marzo sí retomamos el trabajo en la oficina”, comentó Adrián.

Hong Kong es un territorio autónomo en el sureste de China. Su centro urbano activo y densamente poblado es un importante puerto y un centro financiero global con un paisaje lleno de rascacielos. Imagen web.

Acciones del gobierno

Las medidas no fueron muy progresivas, desde el año nuevo chino se pidió que se trabajara desde la casa y semana a semana se anunciaba seguir con la misma modalidad. “En mi caso cada domingo nos avisaban de la asociación a la cual pertenezco que seguíamos trabajando desde casa”, dijo.

Cabe resaltar que los ciudadanos respondieron muy bien, “eso es una característica de Hong Kong, son muy obedientes, muy cuidadosos e instantáneamente todos usaron, usamos barbijos. En ese sentido fue muy positivo”, resaltó.

La vida cambió bastante y especialmente en el mundo de los niños y adolescentes. A partir de marzo la ciudad empezó a normalizarse en cuanto al trabajo en oficinas, Hong Kong no tiene muchas industrias ni fábricas, el trabajo es mas de oficinas.

“En el subte te das cuenta que el movimiento ya casi es prácticamente normal, mucha gente pero todos con barbijo siempre, mucho cuidado, mucho alcohol en gel. En todos los lugares públicos te toman la temperatura. Se cerraron todos los museos y parques recreativos, aquí esta Holland Park y también Disney y están cerrados desde fines de enero y no han vuelto a abrir. La semana pasada había abierto algún museo pero lo volvieron a cerrar por un nuevo brote que se está teniendo”, comentó.

Medidas extremas e intervención policial no han habido, por ahí se dijo de algún arresto pero no ha sido algo masivo; “yo me muevo en el centro de la ciudad, no he visto una presencia policial abrumadora tratando de que la gente no salga de sus casas; vuelvo a repetir no tuvimos cuarentena obligatoria, pero el hecho de no haber clases sí limita el movimiento de los padres”, expresó.

La vida cambió bastante y especialmente en el mundo de los niños y adolescentes.

En cuanto al tema de educación contó que los estudiantes en todos sus niveles están teniendo clases on line, a través de una aplicación. Dependiendo la edad es la regularidad de las clases, los mas pequeños no, los maestros comunican las actividades a los padres y se realiza en la casa. Pero no se ven niños en las calles, y eso que hay muchos niños en la ciudad de Hong Kong, los padres son muy cuidadosos. En los parques no se ven chicos, a pesar de estar encerrados hace mas de un mes.

La información la brindan autoridades de Salud, hay una aplicación de gobierno donde se puede realizar un seguimiento día a día de cuántos casos hay en la ciudad, y en un mapa se localiza dónde o en qué edificio vivía la persona infectada. Hay información oficial siempre, la mayoría es prevención, la misma que hay en todos lados, lavarse las manos, no tocarse la cara.

Cuidarse entre todos

En cuanto al barbijo comentó: “no es para cuidarte a vos sino para no contagiar a otros ya que puedes ser un infectado asintomático”.
“No me considero un experto ni en salud ni en medidas preventivas ni nada. Solo comparto mi opinión en cuanto a la experiencia que estoy viviendo aquí en Hong Kong comparada con Argentina.

En ese sentido, como argentino, me siento contento de que el Gobierno haya tomado medidas quizás para muchos drásticas de entrada, porque lamentablemente en occidente la gente no está tomando conciencia de la dimensión de esto, no sé que nos pasa, no hablo solo de los argentinos, tenemos el falso concepto de que no nos vamos a enfermar, a mí no me va a pasar, esto es para los débiles, los que están enfermos y todo lo demás. No se está tomando conciencia, por esto la cuarentena forzada, en mi parecer, es muy atinado ya que somos “porfiados”. No sabemos acatar, sino miren lo que está pasando en Europa, se les dijo quédense en sus casas y lo tomaron como vacaciones, y ahora se lamenta… tanta cantidad de fallecidos y desbordados totalmente en el sistema sanitario y demás”.

“Como argentino me siento contento de que el Gobierno haya tomado medidas drásticas ara algunos…”

“Si me piden una opinión de un ciudadano argentino viviendo en el exterior, las medidas son muy similares a las de aquí, como la gente aquí es muy obediente no fue necesario hacerlo a la fuerza. Pero estoy totalmente de acuerdo porque cuanto menos gente circule, menos circula y se propaga el virus. Por lo tanto, menos probabilidad de que haya una explosión en números, que espero no suceda, pero que ha pasado en otros países” remarcó.

Actualmente la situación en Hong Kong cambia semana a semana, pero el licenciado nos afirmaba que se está viendo lo bueno que han resultado las medidas tomadas por el gobierno y la respuesta de los ciudadanos. Ya casi después de dos meses de comenzar con el coronavirus, la semana pasada no habían pasado los 160 casos.
“Lo lamentable es que la juventud ha desestimado un poco las medidas este último tiempo, gente que había viajado para huir del virus, a Europa, EE.UU., están regresando a Hong Kong y en estos tres días se duplicó la cantidad de casos, estamos pasando los 300 casos. La ciudad tiene 7 millones de habitantes y gracias a las medidas por dos meses no habíamos pasado los 200 casos, por lo tanto las medidas han sido muy buenas . Por lo que esta vuelta de ciudadanos hace la situación inestable, hasta hace una semana, la mayoría de los casos eran de personas mayores y estos últimos 100 aproximadamente la mayoría son jóvenes. Lamentablemente son el grupo etario que ha perdido un poco la conciencia de los cuidados preventivos”.

“Algo que para mí es quizás indignante, es que los chinos, todos sin excepción, usan barbijo y muchos extranjeros occidentales no los usan en la calle. Cuando está comprobado que el uso de este no es para evitar el contagio, sino para no transmitirlo si se es una persona asintomática.

Sería bueno tomar conciencia de que el barbijo es útil, no para ir a desabastecer a los sistemas de salud, que son los que están en la trinchera y los necesitan. Sino para tener el cuidado si fuere necesario al salir de la casa, aclaro nuevamente puedo tener el virus y combatirlo. Pero si lo propago con mi saliva puedo contagiar a alguien con el sistema inmune débil y puede morir. Es para salvar a otros” afirmó.

Quisiera transmitir un mensaje de esperanza …”

Por último nos alentó: “Como cristiano, pastor de la Iglesia Adventista, uno sufre mucho al ver esta situación que se está viviendo, a nivel iglesia también ha afectado en muchos lugares no se ofrecen servicios religiosos, todo se hace on line. Quisiera transmitir un mensaje de esperanza porque mucha gente ve el número de muertes y contagios y nos agarra miedo, ansiedad, pánico y creo, como cristiano, que Dios está al control de todas las situaciones si somos personas coherentes con nuestro estilo de vida, nuestro cuerpo puede hacer frente a esta enfermedad, por eso la importancia de una vida y alimentación saludable.

Transmitir un mensaje de esperanza creo que “Dios restaurará todo”. Hay que hacer lo humanamente posible, ser precavidos, adherirnos a las medidas sanitarias que tome el gobierno en cada lugar. Pero es bueno tener confianza y no entrar en un manto de pánico y ansiedad”, concluyó.

NOTA ORIGINAL DE: María José | El Sureño.

Compruebe también

Creció del 50 al 70% la disposición de la población a vacunarse contra el coronavirus en Argentina

Creció del 50 al 70% la disposición de la población a vacunarse contra el coronavirus en Argentina

La aceptación en enero fue del 49,9 por ciento y creció al 69,2% en febrero, …

Clases presenciales: confirman el primer caso intraescolar de coronavirus en Córdoba

Clases presenciales: confirman el primer caso intraescolar de coronavirus en Córdoba

En la previa del regreso a las clases presenciales, varios docentes dieron positivo de Covid-19. …

Dejanos tu comentario