“El estudio es un recordatorio saludable de que constantemente corremos el riesgo de la aparición de patógenos zoonóticos, y que los animales de granja, con los que los humanos están más en contacto que con los animales salvajes, son la fuente de virus pandémicos importantes”, afirmó James Wood, jefe del departamento de medicina veterinaria de la Universidad de Cambridge.