Inicio / POLITICA / Elecciones: La caída de los gigantes

Elecciones: La caída de los gigantes

Los comicios del domingo han dejado varias aristas para evaluar. Por ejemplo, el aire de renovación que empuja en el peronismo y que se llevó puesto a grandes referentes del Partido Justicialista. A nivel provincial la derrota de Alejandro Bermejo en el mano a mano con Anabel Fernández Sagasti parece ser una bisagra de cara al futuro del PJ, pero además de ello también cayeron en desgracia referentes que durante años fueron considerados intocables o eran vistos en una especie de olimpo partidario.

Ese es el caso, por ejemplo, del presidente del PJ Guillermo Carmona. El diputado nacional salió a jugar a un terreno complicado e intentó convertirse en candidato a intendente de Ciudad. Sin embargo, su rival interno Martín Sevilla lo duplicó en votos en las primarias. Sevilla es un joven de Unidad Ciudadana con mucho menos recorrido que Carmona, pero eso no le impidió derrotarlo con contundencia en las urnas.

En la Ciudad de Mendoza Carmona era el candidato de Alejandro Bermejo, otro de los gigantes que se desmoronó ante el empuje de la juventud peronista. Bermejo formó sociedad con Cristina Da Dalt, sanrafaelina vinculada a los hermanos Félix. Sin embargo, la vieja receta de peronismo territorial no alcanzó para frenar una ola de jóvenes kirchneristas que desde hace años vienen sumando poder a paso lento pero firme. El triunfo de Fernández Sagasti corona un proceso que se inició hace casi una década y cuyo crecimiento empezó a consolidarse en las PASO del 2017.
Sin embargo, en las propias listas de Sagasti un soldado de renombre cayó en batalla. Se trata del exgobernador Celso Jaque, quien era precandidato a intendente en Malargüe en la lista de Anabel Fernández Sagasti. Jaque intentaba retornar a la intendencia en el municipio y muchos lo daban como favorito. Sin embargo, fue vencido por el candidato José Barros, quien demostró que las elecciones no se ganan con historia o apellido.

Por último, hubo un peso pesado que se desplomó sobre la lona. Dante González fue diputado nacional del Frente Para la Victoria en dos periodos. En estas elecciones apostó a jugar por fuera del PJ y se anotó como precandidato a gobernador por el Partido Intransigente. Más allá de eso, hizo campaña con gigantografías que lo mostraban junto a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Sin embargo, el pésimo resultado obtenido dejó claro que el “Dante de la Gente” no es acompañado por tanta gente ya que solo consiguió 9000 votos en toda la provincia.

Compruebe también

Tras el cierre de listas, cómo sigue las campañas del Gobierno y del kirchnerismo

Los ejes del oficialismo pasarán por las inauguraciones, el combate contra la corrupción y el …

Leonardo Grosso: “Si hace dos meses me decías que iba a compartir frente con Massa y Pino, no lo creía”

El dirigente del Movimiento Evita aseguró que con el cierre de listas “se rearticuló un …

Dejanos tu comentario